HOME >Lo que hacemos >Cine >Críticas

Declaración de SIGNIS: "La brújula dorada"

Lunes 10 de diciembre de 2007, por SIGNIS

Londres, 25 de noviembre 2007 (Peter Malone) - En el transcurso normal de eventos, estrenos y críticas cinematográficas, habría poca necesidad de una declaración sobre La brújula dorada. Es sólo la más reciente en una avalancha de películas de fantasía que han entretenido a un amplio público desde 2001.

El Señor de los anillos junto con la primera entrega de Harry Potter la encabezaron ese año, con las continuaciones de El Señor de los anillos en 2002 y 2003. Las películas de Harry Potter continúan estrenándose en 2008 con su sexta parte. Entonces vino Narnia en 2005 (con Prince Caspian programada para 2008), la muy amena El puente hacia Terabithia , seguida por las fantasías menores, Eragon y La oscuridad se levanta . Ahora tenemos La brújula dorada . Las películas principales tienen escritores famosos, e incluso siquiera célebres: J. R. R. Tolkien, J. K. Rowling, C. S. Lewis y, ahora, Philip Pullman.

En realidad, es Philip Pullman el que ha provocado las actuales controversias y mucho alarmismo en cartas, sitios webs y correos electrónicos sobre la película antes de su estreno.

Pero, primero un comentario sobre la película misma. Esto es una declaración sobre la película y sólo sobre la película misma, no la novela Aurora boreal sobre la cual se basa la película, u otras novelas de Pullman - que no he leído. A continuación se expondrán algunas observaciones sobre Philip Pullman y sus ideas.

La película

La brújula dorada está bien hecha, con muchos diálogos inteligentes, que incluyen la palabra "Metafísica" un par de veces. Gran parte de la película requiere atención, así como un vocabulario desarrollado. Es visualmente muy buena: los decorados y el diseño, los efectos para la fantasía, y Nicole Kidman, que hace gran despliegue de trajes y ropones. El elenco es fuerte, con Dakota Blue Richards en el rol de la heroína pendenciera y no bonita, Lyra, quien, al mismo tiempo que su daemon (demonio - más sobre esa palabra después), Pan, que es la versión externa o manifestación física de su "alma", con la que puede hablar y discutir, está listo para enfrentar a todo el que venga - y lo hace. El joven y talentoso actor, Freddie Highmore, es la voz de Pan.

La Brújula Dorada como tal es un mecanismo poderoso que dice la verdad y revela lo que otros desean esconder.

Aparte de Nicole Kidman, que parece disfrutar esta oportunidad de ser glamorosa, encantadora y despiadadamente vil; está Daniel Craig como Lord Asriel; Sam Elliott, exactamente igual que en las muchas historias de vaqueros en las que ha aparecido, como el Sr. Scoresby, y una larga lista de distinguidos actores británicos del teatro y la pantalla, que incluye a Derek Jacobi, Christopher Lee, Claire Higgins, Tom Courteney, Jim Carter y las voces de Ian McKellen (particularmente fuerte y heroico) e Ian McShane (vil) como los rivales reyes oso.

Indudablemente, la película tiene clase. Curiosa, y quizás sorprendentemente, el autor-adaptador y director es un estadounidense, Chris Weitz. Después de ser el ayudante de su hermano Paul, en la dirección de American Pie y la comedia de Chris Rock Down to Earth , fueron a Inglaterra para dirigir la versión cinematográfica del libro de Nick Hornby About a Boy . Obviamente, las cosas inglesas le han gustado.

La trama muestra, podría decirse, algunas diferencias con la mayoría de las películas de fantasía antes enumeradas. Los fans disfrutarán señalando las comparaciones. Sí, hay lucha entre el bien y el mal - y en lugares distantes, como en la trilogía de los Anillos. Sí, hay un personaje protagónico joven, esta vez una niña, una especie de Hermione de la clase obrera, que vive en un colegio y tiene que realizar acciones a lo Harry Potter. El rey oso, una figura literalmente altísima, evoca al Aslan de Narnia . Hay una feliz continuidad en el imaginario de todas estas películas.

Con una niña como eje y un número de escenas de lucha, la película debe resultar atractiva para el público de niños y niñas al que se dirige y los adultos probablemente lo disfrutarán también (aunque puede que tengan que pedirles a los niños algunas aclaraciones sobre la trama y los personajes).

Hay algunos aspectos de la película que pueden suscitar desaprobación religiosa. Al inicio de la película se habla de mundos paralelos, algo presente en todas las mejores fantasías fílmicas. En nuestro mundo, nuestras almas están dentro de nosotros. En el mundo paralelo, el alma está fuera de nosotros, en forma de un animal simbólico llamado un daemon (no un diablo, sino un "espíritu", de acuerdo con los orígenes de la palabra).

La otra palabra es el Magisterium, el nombre de la todopoderosa entidad gobernante, que es autoritaria y se esfuerza en erradicar el libre albedrío, con el propósito de que todas personas, especialmente los niños a quienes secuestran y con quienes experimentan, pierdan su demonio y sean totalmente conformistas y felices. La ciencia ficción ha utilizado esta trama en las varias versiones de la The Invasion of the Body Snatchers . Derek Jacobi y Christopher Lee interpretan a los líderes del Magisterium, que rechazan la tolerancia y la libertad y hablan de herejía. Magisterium es, de hecho, la palabra que designa la enseñanza autorizada de la Iglesia católica así que ése es evidentemente un elemento crítico - aunque, como se citará después, Pullman dice que él no es anti-católico sino anti-religión-rígida-y-autoritaria.

La brújula dorada , normalmente, sería clasificada como PG (para niños acompañados por adultos) o PG-13 (para mayores de 13 años acompañados por adultos), es decir, apropiado para la mayoría, con la advertencia de que hay escenas y batallas que pueden asustar al público más joven.

La controversia

Sin embargo, la Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles en los Estados Unidos inició una campaña contra la película tres meses antes de su estreno y editó y distribuyó un folleto crítico hacia las actitudes del escritor y, por la extensión, hacia sus novelas. Se llama: La brújula dorada: intenciones desenmascaradas. El líder de la liga, William Donohue, ha puesto estas críticas en el sitio web de la Liga y ha sido invitado a varios programas estadounidenses de entrevistas. Aparte de su sitio, su video ha sido transmitido a menudo en noticieros de televisión en la época del estreno de la película en países como el Reino Unido. La noticias sobre la película en los boletines informativos de radio se referían generalmente a la Liga Católica y a su campaña. La Liga y el Sr. Donohue recibieron una publicidad enorme.

Una cantidad de personas en diversas partes del mundo, al presentir una controversia o una cruzada, o simplemente por su desagrado ante las supuestas acusaciones, se dedican a escribir cartas, especialmente por correo electrónico, advirtiendo sobre los peligros de la película, y algunas hacen denuncias personales.

Como con todas controversias y campañas, el ataque sin el beneficio de ver una película socava la credibilidad de una cruzada, esté ésta justificada o no.

Como con las discusiones sobre la magia y la hechicería en las novelas de Harry Potter (aunque hay poca discusión sobre la magia y la hechicería en Tolkien y Lewis), algunos padres se alarmaron ante los mensajes inquietantes que recibían. Dos semanas antes del estreno de La brújula dorada , esta carta fue enviada por correo electrónico. Se incluyen algunos párrafos, aunque editados para asegurar el anonimato del autor:

"Me indignó leer tantos elogios para el libro, que es peor que la película. Siento ahora que debo hacer que un número similar de personas, especialmente padres, sepan que el libro y la película son repugnantes y malvados. Me da asco este escritor horrendo porque he sido elegido por nuestro querido Señor para llevar sus maravillosas enseñanzas a los más pequeños y me siento honrado al hacerlo. Soy un catequista que preparar a los pequeños para su sagrada primera comunión."

"...ruego que después de que todos lean lo que he escrito en el boletín de nuestra iglesia, conseguiré el mismo apoyo que con los de mi parroquia. Se sugirió que yo escribiera haciendo notar este horror a tantos como pudiese y para pedir ayuda para impedir por cualquier medio que este material maligno pueda ser leído y visto por nuestros niños."

"Pido disculpas por tanta cólera, pero el mundo es ya suficientemente malo para nuestros niños sin personas como este no creyente enfermo, y estoy escribiendo a tantas personas como puedo, incluyendo mi Obispo ...y nuestro Santo Padre."

El sitio web de la Liga Católica señala que la película ha sido moderada con el propósito de "no enfurecer a católicos y protestantes". Como se ha indicado, la película no suscita realmente en forma directa ningún tema, o siquiera pregunta, teísta o ateísta.

El problema principal es que Philip Pullman es un ateo "reconocido" (tanto como Tolkien y Lewis son cristianos "reconocidos"). Vivimos en un mundo pluralista, donde los cristianos pueden expresar sus creencias de buena fe pero no pueden esperar que todos coincidan con ellos. Aquellos que mantienen opiniones diferentes tienen la libertad de expresarlas, incluso un ateo que expone sus puntos de vista de buena fe, por así decirlo. Esto puede conducir, más allá de las posturas fijas, de la polémica al diálogo y a intentos para un encuentro de puntos de vista sobre asuntos claves.

Afirmaciones que Pullman ha hecho en entrevistas y por televisión sobre su ateísmo, sus críticas al cristianismo autoritario y su (supuesto) deseo de que los niños encuentren el camino hacia el ateísmo han incentivado los ataques en impresos y en una discusión de video por William Donohue y la Liga. Su reconocimiento de que la película puede no ofender o enfurecer es seguido por la preocupación de que los niños que no han leído los libros querrán leerlos después de ver la película y estarían expuestos al peligro del ateísmo. (Consultando con algunos católicos respetables que han leído los libros, descubrí que se sorprendían al escuchar esta acusación). Por supuesto, hay otros que han afirmado y afirmarán que las novelas tienen esta intención ateizante.

Del sitio web de la liga:
"Es importante que todos los cristianos, especialmente aquellos que tienen niños o nietos, lean este folleto. Quienes lo hagan estarán armados con toda la munición que necesitan para convencer a amigos y miembros de la familia que no hay nada inocente en las intenciones de Pullman. Aunque la película promete ser bastante poco polémica, podría muy bien actuar como un incentivo para comprar la trilogía de Pullman, Sus materiales oscuros. Y recuerde, sus objetivos gemelos son promover el ateísmo y denigrar el cristianismo. Para los niños."

Se ve como una "campaña enmascarada".

Por contraste, el presidente de la Sociedad Secular Nacional Estadounidense dijo que al moderar la película, especialmente con respecto al Magisterium, "Están sacándole el corazón, mellándola, castrándola". (Referencia: sitio web de Christianity Today)

El director de la película, Chris Weitz, dice sobre este tema:

"En los libros el Magisterium es una versión de la Iglesia católica desenfrenadamente desencaminada de sus raíces. Si eso es lo que usted quiere en la película, lo desilusionará. Hemos ampliado la gama de significados de lo que el Magisterium representa. Philip Pullman está contra cualquier tipo de dogma organizado, ya sea la jerarquía de la Iglesia o, digamos, la jerarquía soviética."

Para calibrar el tono de la campaña, que se vale de un agresivo lenguaje moral con un poco de burla, los lectores pueden encontrar mucho material en el sitio web de la Liga. Este comunicado de prensa del 2 de noviembre es típico:

JPEG - 10.5 KB
Philip Pullman

"En la función de esta mañana del programa Today, el ateo inglés Philip Pullman respondió preguntas de Al Roker sobre su trilogía Sus Materiales Oscuros, y sobre la película que se estrena el 7 de diciembre, basada en su primer libro, La brújula dorada . Roker mencionó que la Liga Católica estaba aduciendo que el trabajo de Pullman vende "ateísmo para niños." He aquí la respuesta de Pullman:

"Bien, usted sabe que siempre desconfío de las personas que nos dicen cómo debemos entender algo. Saben mejor que nosotros lo que el libro significa o lo que no significa y cómo debemos leerlo y si debemos leerlo o no. No pienso que eso sea democrático. Yo prefiero confiar en el lector. Prefiero confiar en lo que llamo la democracia de la lectura. Cuando todo el mundo tiene el derecho de formarse su propia opinión y leer lo que quiera y llegar a su propia conclusión al respecto. Así que confío en el lector."

El presidente de la Liga Católica, Bill Donohue, respondió de la siguiente manera:

"En lo último que Pullman confía es en las personas. Es por eso que trata de colar su ateísmo por la puerta trasera a los niños. Si tuviera el coraje, defendería su trabajo, pero en lugar de eso continúa haciendo lo que hace mejor - practicar el engaño. Éste es el mismo hombre que exclamó crudamente hace algunos años, "trato de socavar la base de la creencia cristiana". Ahora dice que es antidemocrático de parte nuestra emitir una alerta para el consumidor (hemos publicado un folleto sobre su trabajo) que saca a la luz su odio contra todo lo que sea católico."

"En la Liga Católica nunca tuvimos que huir de nuestro trabajo. ¡Qué lastimoso es para ver un hombre crecido deslizar su pastilla venenosa a niños y luego fingir que confía en el lector! Estamos muy satisfechos de haberle arrancado la máscara. ¡Y eso que la película no se estrena hasta dentro de cinco semanas! Esto va a ser un buen paseo. Espero que Pullman esté preparado para eso".

Este tipo de polémica puede salirse de sus límites al hacer juicios sobre las personas. Se hicieron referencias a que Nicole Kidman era "supuestamente" católica. Un blogger añade: "Philip Pullman, como cualquier ateo, gusta retorcer sus palabras para hacer parecer que es la "víctima" cuando los católicos ablan (sic) contra sus mentiras retóricas. En cuanto a Nicole Kidman, ella tiene que comprender que haber sido educado como católico no quiere decir que usted sea católico. No creo que está siendo honesta con esta película. Después de todo, ella es parte de Hollywood y todos sabemos qué piensan ellos de la Iglesia católica."

Surgen las preguntas:
- ¿Qué valor tiene este tipo de cruzada polémica en contra de los libros y la película y en contra del escritor?
- ¿Surge de ella algo positivo o concreto?
- ¿Cuál es la naturaleza de la fantasía literaria y cinematográfica - y hay algún público que la acepte como "legítima"?
- Admitiendo que Pullman es crítico de la religión y profesa el ateísmo, ¿la fe del católico corriente, el lector y del espectador cinematográfico corriente, es tan leve que puede ser estremecida o socavada por La brújula dorada?
- ¿Libros y películas como Harry Potter o La brújula dorada crean realmente oportunidades para que padres y profesores se comuniquen con sus niños a un nivel diferente de enseñanza y doctrina y susciten preguntas claves sobre la naturaleza de Dios, la naturaleza de la fe, la necesidad de la redención?
- ¿Es acaso la creación del Magisterium por Pullman una crítica (como alega él) de la religión autoritaria y su "Muerte de Dios" más bien una crítica que debería significar la muerte de las falsas imágenes de Dios (como el severo, presuntamente veterotestamentario Dios de la venganza) con la cual pudiéramos estar todos de acuerdo?
- ¿Está defendiendo Pullman un tipo de religión "cualificada" que se caracterice por la integridad, la responsabilidad y por una interacción y compasión adultas?

Aplicar la energía cristiana a esta clase de discusiones sería mucho más productivo que las advertencias alarmistas.
Un periodista que había recibido las quejas miró el propio sitio web de Pullman y comentó:

"Los libros son indudablemente críticos de la religión, pero el propio Pullman ha negado desde hace mucho tiempo que sean anticatólicos. En un mensaje de 2004 que todavía está en su sitio web Philip-Pullman.com, escribió que su pelea principal era con la "naturaleza literalista, fundamentalista del poder absoluto" y "aquellos que pervierten y abusan de la religión, o de cualquier otro tipo de doctrina con un libro sagrado y un clero y un aparato de poder que ejerce una autoridad incontestable, con el objetivo de dominar y de suprimir las libertad humanas".

Las ideas de Pullman merecen alguna respuesta inteligente en vez de la irrisión o el descarte. Hace observaciones serias sobre el papel de la religión institucional que necesitan tanto un examen de conciencia de la Iglesia como la respuesta o la refutación bien pensadas. En una larga entrevista sobre el sitio web de Pullman, la siguiente pregunta y su respuesta tienen que ver con esto.

Sus materiales oscuros parecen estar en contra de la religión organizada. ¿Usted cree en Dios?

"No sé si hay un Dios o no. Nadie lo sabe, no importa qué digan. Pienso que es perfectamente posible explicar cómo se formó el universo sin recurrir a Dios, pero no lo sé todo, y bien podría haber un Dios en algún lugar, escondido. "

"En realidad, si se mantiene oculto, es porque está avergonzado de sus seguidores y de toda la crueldad y la ignorancia que han tenido la responsabilidad de promover en su nombre. Si yo fuera él, no querría tener nada que ver con ellos."

Esta declaración de SIGNIS trata de la película y los ataques sobre la película antes de su estreno. La discusión con educadores y comentaristas literarios católicos y de otras denominaciones es otra cosa y consideraría más en detalle las implicaciones religiosas y/o ateas de las novelas.

Abonarse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds