HOME >Lo que hacemos >Cine >Críticas

Películas para meditar en Pascua

Miércoles 6 de abril de 2016, por SIGNIS

México, 6 de abril de 2016 (Sergio Guzmán, S.J.).- Aunque la “Semana Santa” haya pasado, siempre podemos utilizar los diferentes instrumentos para reflexionar y meditar. A continuación, Sergio Guzmán nos propone algunas películas que nos pueden ayudar a seguir preparándonos en este objetivo, pues en este tiempo “podemos recordar el paso del pueblo hebreo de la esclavitud a la liberación, de la servidumbre al servicio. Un tiempo en que celebramos que Jesús venció a la muerte, resucitó y nos ha abierto un camino de salvación”.

Éxodo: Dioses y reyes de Ridley Scott (E.U.-Reino Unido-España, 2014, 150 min.)
Basada en el libro del Éxodo esta película narra la vida de Moisés desde el día en que nació hasta su muerte. Cine de gran formato, con un buen reparto (Christian Bale, Joel Edgerton, Ben Kingsley, Sigourney Weaver), centenares de extras y visualmente espectacular. Podemos destacar el paso de los carros y el ejército del Faraón por los caminos montañosos en la persecusión de los hebreos y el mismo paso del Mar Rojo... pero a la hora de enfocar los conflictos humanos de los personajes: lo que vive internamente Moisés, su relación con Dios, con el poder, con el pueblo; la película nos queda al deber. Scott pretende contarnos una versión más realista de la historia bíblica, pero falla en su intento. De cualquier modo conviene verla y confrontarla con el texto bíblico y, por qué no, con otras versiones cinematográficas de esta historia de fe y liberación.

La Resurrección de Cristo de Kevin Reynolds (E.U., 2016, 107 min.)
Interesante propuesta cinamatográfica, que nos presenta "la épica historia bíblica de la Resurrección narrada a través de los ojos de un agnóstico". Clavius (Joseph Fiennes) es un poderoso centurión romano a quien Poncio Pilato (Peter Firth) le pide investigar qué pasó con el cuerpo de Jesús después de su crucifixión. Pilato quiere desmentir los rumores de la resurrección de este Mesías y evitar una revuelta en Jerusalén. Clavius se avoca a esta misión de resolver el misterio del cuerpo desaparecido... y Jesús (Cliff Curtis) se deja ver o sale al encuentro como vemos en los relatos de resurección (cfr. Mt 28, 1-20; Lc 24, 1-49, Jn 20-21). Clavius no es un personaje histórico ni bíblico, pero por qué no pensar en aquel centurión que al pie de la cruz alabó a Dios diciendo: “Verdaderamente este hombre era justo” (Lc 23, 47).

El Renacido de Alejandro González Iñárritu (E.U., 2015, 156 min)
La palabra Revenant que da título a este sexto largometraje de González Iñárritu significa “el que regresa de la muerte o renace”. Y efectivamente, el personaje Hugh Glass, con quien desde un comienzo nos conectamos, identificamos y dolemos, es alguien que regresa de la muerte y renace ante cada prueba. Cuando sus compañeros que debían cuidarlo lo dan por muerto y medio lo entierran en una fosa, Glass renace de la tierra. Cuando es perseguido por los indios y se arroja al río, renace del agua. Cuando puede morir por sus heridas abiertas e infectadas, renace por el fuego que purifica y cauteriza. Cómo no recordar aquí el diálogo de Jesús con Nicodemo sobre el nuevo nacimiento por el Bautismo (cfr. Jn 3, 1-21): “Yo te aseguro que nadie puede entrar en el reino de Dios, si no nace del agua y del Espíritu”.

El Evangelio de Juan de David Batty (E.U., 2014, 160 min.)
Filmada en Marruecos, con actores nativos y una buena producción en cuanto a locaciones, vestuario y escenarios, la película sigue fielmente el Evangelio de Juan. Mientras el narrador prácticamente va leyendo el texto bíblico: “En el principio era el Verbo y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios”, aparece el rostro de Jesús (Selva Rasalingam), un Jesús con rasgos físicos más parecidos a un judío de Galilea. Luego aparece Juan el Bautista y así nos vamos casi capítulo por capítulo. Toda la película está narrada en inglés mientras el elenco habla arameo. Una película que más que verla de un tirón, se puede ir contemplando, gustando internamente y sacando algún provecho espiritual de tal vista, palabras y signos que se nos presenta. ¿Qué me impresiona?, ¿qué toca en mí?, ¿qué se mueve en mí?, ¿qué intensiones me provoca?, son preguntas que nos pueden ayudar a profundizar en cada escena.

Abonarse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds