HOME >Lo que hacemos >Educación para la comunicación

Cómo tratan los medios de comunicación la violencia machista

Lunes 21 de diciembre de 2015, por SIGNIS

Bruselas, Madrid, 21 de diciembre de 2015 (El salmón Contracorriente/SIGNIS). En la sociedad actual, cada vez más globalizada y mercantilizada, los medios de comunicación cada vez acumulan más poder: entran a diario en nuestras vidas conformando una manera particular de ver el mundo.

La violencia del hombre contra la mujer no sólo se identifica con el maltrato físico, psicológico o sexual, sino también simbólico. Esta última forma de maltrato, lo podemos ver en la publicidad mostrando a la mujer como madre y ama de casa o como un mero objeto sexual.

Lo que algunos denominan Mass Media, modelan y reproducen aquello que social y culturalmente es considerado “adecuado” a través de la representación estereotipada de los roles que históricamente se han adjudicado a hombres y mujeres que no se corresponden con la realidad.

Hoy en día se han logrado avances, y la violencia ejercida contra de la mujer ya es visible en estos espacios con mucha más fuerza que antes. Un número cada vez mayor de mujeres se animan a denunciar la violencia en los medios, trasladando lo que para algunos es un “hecho de interés privado” al debate público.

Pese a este incremento de noticias en los medios de comunicación la mayoría de ellas narran episodios trágicos de violencia contra la mujer como son las violaciones, feminicidios, palizas, en tanto que sólo una pequeña parte de la información hace referencia a acciones de prevención de la violencia y solo en espacios de publicidad.
El tratamiento de la violencia de género en los medios no sólo pasa por la difusión en forma de anuncio, sino también por la generación de información que ayude a entender los patrones culturales, machistas y patriarcales, productores y reproductores de la violencia.

En muchos casos, los medios de comunicación utilizan un enfoque que favorece una visión sensacionalista y descontextualizada de la noticia en el que al narrar la violencia de la cual fue víctima la mujer, se limita a describir los detalles escabrosos que acompañaron al hecho.

La desigualdad que existe en el tratamiento informativo entre mujeres y hombres no se puede superar solamente aplicando la perspectiva de género, también es necesario sumar a ella una mirada ética, que permita a las y los periodistas hallar el justo equilibrio entre libertad de expresión y responsabilidad con lo que se dice evitando modelos de mujer que lesionen su dignidad, respetando la identidad y el dolor de la víctima y no confundiendo el morbo con el interés social.

La estrategia de prevención de la violencia, establecida a través de los medios, no se debería concentrar tan solo en la denuncia. También son necesarios otro tipo de mensajes que permitan a las posibles víctimas identificar qué hacer para salir del círculo de violencia en el que se encuentran.

Pese a la existencia de un marco normativo internacional y nacional para la eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer, todavía quedan muchos retos para lograrlo.

El pasado 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se inició una Campaña de 16 días de activismo que ha durado hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, en el que se han impulsado acciones para poner fin a la violencia de género contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Esta Campaña es un claro ejemplo de que los medios de comunicación también posibilitan herramientas que nos permiten acercar realidades, eliminar barreras y trabajar conjuntamente para el logro de un objetivo como el fin de la violencia de género.

Puedes ver todas las acciones que se han hecho a nivel internacional aquí.

Abonarse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds