HOME >Lo que hacemos >Mundo digital

Ciberadicción

Jueves 17 de marzo de 2016, por SIGNIS

Bruselas, 17 de marzo de 2016. Según InternetworldStat, más de tres mil millones de personas utilizan internet regularmente. Nos podemos conectar a internet desde cualquier sitio, ya sea en el trabajo, en la casa o de vacaciones; sin embargo, algunas personas dependen tanto de internet que se enferman y se vuelven "ciberadictos".

La ciberadicción puede ser un problema de cualquiera, pero según estudios, las victimas serían hombres de 15 a 35 años. Los jóvenes pueden pasar más de 50 horas a la semana utilizando las redes sociales, y en ciertos países, como el Japón por ejemplo, un adolescente de cada diez padece esta enfermedad.

El problema de la ciberadicción, comparado a otras dependencias conocidas (como el alcohol o el tabaco) radica en que internet es fácil, accesible y anónimo. Además, a diferencia de otras adicciones "habituales", no es visible.

Jean-Charles Nayebi, autor de "La cyberdépendance en 60 questions" (La ciberadicción en 60 preguntas) explica que los signos más comunes son "el uso compulsivo de la computadora o de internet, el hecho de mentir sobre la razón de su actividad en la Net, la pérdida de interés en las relaciones familiares o amigables y finalmente, cambios en el estado de ánimo en función de la capacidad del uso de internet". Los ciberadictos pueden padecer los mismos síntomas que los toxicómanos en etapa de desintoxicación: irritabilidad e incluso cólera.

Ministerios de diversos países, como el Japón, los Estados Unidos u Holanda, han decido hecho poner en práctica programas específicos, campos en donde el acceso a internet esté prohibido. En ellos, los jóvenes pueden participar de actividades al aire libre, en equipo y tienen un psiquiatra a disposición.

A finales de Enero, el Papa Francisco afirmó que internet y las redes sociales son regalos de Dios, llamando a los católicos a hacer un buen uso de él. Si bien, utilizar las nuevas tecnologías pueden resultar muy eficaces, tampoco debemos quedarnos en ellas, y olvidar el mundo real que nos rodea.

Suscribirse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds