HOME >Lo que hacemos >Televisión

TV banaliza la imagen de la mujer como objeto

Miércoles 9 de marzo de 2016, por SIGNIS

Lima, 9 de marzo de 2016 (SIGNIS ALC). "A pesar de que el tema de los derechos de la mujer fuese una ola muy fuerte que empezase en los años 80 y tuviese muchos logros, ha habido un retroceso que se tenía sobre la imagen de la mujer", expresa la socióloga Violeta Barrientos, al comentar sobre el tratamiento que da la TV al tema de la mujer.

En una entrevista que publica este 7 de marzo el sitio web del CONCORTV, la especialista afirma que "persiste la imagen de la mujer como objeto, no como productora de representaciones. La imagen de la mujer incide más en el aspecto corporal: se le muestra desnuda, sexualizada, con bailes que exaltan el erotismo, e incluso desde niña se sexualiza su imagen".

Al ser consultada sobre si existe igualdad en cuanto a los roles que comparten hombres y mujeres en la televisión, Barrientos explica que la "utilización de la imagen de la mujer como objeto en la TV se ha banalizado, se asimila como normal y el cuerpo del hombre también empieza a ser parte de ese mundo de utilización como objeto. Hay un modelo de belleza hegemónico que se usa tanto para hombres y mujeres".

Según agrega, una de las posibles "causas de la sexualización de los cuerpos, tanto del hombre como de la mujer, es porque vivimos en una época en la que nos gusta estar de mirones, las cámaras proliferan por todos lados: hay cámaras en el celular, hay cámaras en las calles. La cuestión de mirar los otros cuerpos, la intimidad de cada cual, es lo que está de moda, es lo que hace el espectáculo y es lo que se llama sociedad del espectáculo, hasta mi vida común y corriente, una vez exhibida, es espectáculo", remarca.

Al comentar sobre la presentación de imágenes de niñas y adultas mayores en las pantallas señala que las "adultas mayores no venden ya por su sexualidad, tomando en cuenta de que hoy en día los temas de sexualidad y pudor son los que más venden en los medios. Desde hace mucho tiempo se sabe que la adulta mayor no es de interés para los medios, porque ya ha perdido belleza, y generalmente solo ha sido considerada como mujer, ligada a la reproducción a contrario del sexo masculino, pues a los adultos mayores aún se los ve como personas activas sexualmente.

Por el contrario, se hace mucho énfasis en la sexualidad de los niños y niñas, y si bien es cierto que para un sector de la sociedad los niños son el "crisol de la pureza", poco a poco han sido incorporados en el mercado, sobre todo púberes, como mercancías sexualizadas. Ahora se vende el que a la niña se le debe vestir como a una "lolita chiquita", o que solo se debe usar colores de moda (lila, rosa) que tiñen su feminidad precoz; esa sexualización tan fuerte es un tema de mercado. Los niños y niñas están atrapados en esos discursos contradictorios y polarizados, el de la moral y el del mercado".

Sobre la categoría Noticieros, ¿qué hallazgos fundamentales resalta respecto a la imagen, roles y presencia de mujeres y hombres?

Violeta Barrientos comenta también que, en un estudio realizado sobre "los noticieros particularmente, por los temas que se tocan, aparece más la imagen de los hombres. Hay un grueso de noticiero que es la crónica policial, la cual lamentablemente tiene una forma de trabajo que incide en el morbo más que en el análisis de la delincuencia e inseguridad ciudadana como tema social. Esto es lamentable, porque se podría tener un enfoque mucho más curativo de una sociedad que se dice insegura. Si el enfoque viene así, los delincuentes, que en su mayoría son hombres, son vistos de determinada manera, tenemos una suerte de masculinidad que es identificada con la delincuencia, una masculinidad que está vinculada con ciertos sectores sociales; en la tv no salen delincuentes de cuello blanco, sino los que pertenecen a una determinada clase social. La masculinidad de los noticieros se percibe como peligrosa, como causa de la violencia social.

En la parte deportiva de los noticieros también hay una priorización del futbol que es un deporte masculino. Si sumamos el segmento policial, más deportivo, allí se nos ha ido más de la mitad del noticiero y estamos hablando de un tratamiento de la noticia como espectáculo, y tanto lo delincuencial como lo deportivo presentan una masculinidad agresiva, distorsionando la realidad, pues hay deportes para mujeres y mixtos, pero se invisibilizan".

Suscribirse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds