HOME >Noticias

Mensaje pascual del presidente de SIGNIS

Miércoles 23 de marzo de 2016, por SIGNIS

La Habana, 22 de marzo de 2016
A todos los miembros de SIGNIS
Queridos colegas:

Espero que esta carta los encuentre bien de salud y ánimo. Como cada año, me dirijo a ustedes con motivo de la celebración de la Pascua, la más importante fiesta de nuestra fe.

La Pascua es la fiesta de la vida, y SIGNIS, gracias a Dios, muestra indudable vitalidad, que sigue manifestándose especialmente donde es más importante: en su actividad de base, con el dinámico trabajo de las radios comunitarias, siempre comprometidas con la justicia allí donde se violan los derechos de los marginados; con la habitualmente activa participación en festivales cinematográficos, en los que representantes de nuestros miembros promueven lo mejor del cine otorgando premios SIGNIS y ecuménicos; con una variedad de encuentros de formación y crecimiento espiritual a través de los medios, organizados en parroquias y otros grupos de base, y una continuamente creciente presencia de nuestros miembros de base y grupos regionales en las redes sociales.

El Comité Ejecutivo celebró en Roma su reunión de trabajo, que sirvió para apoyar el inicio de una nueva etapa en la labor de los Servicios de SIGNIS en Roma y, mediante un importante encuentro con el Prefecto de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede, iniciar un valioso intercambio con este nuevo dicasterio, que será nuestro referente funcional en la Sede Apostólica. También en el Secretariado de SIGNIS en Bruselas se notan aires de renovación, con una reestructuración de sus actividades de acuerdo con la estructura de departamentos con que trabaja ahora la Asociación.

Se dan los primeros pasos organizativos hacia el Congreso Mundial de SIGNIS en Quebec City, Canadá, 2017. En junio próximo, nuestro Consejo de Administración se reunirá en esa ciudad, en las mismas instalaciones de la Universidad de Laval donde tenemos previsto efectuar el Congreso.

Celebramos esta Pascua en el Año Santo de la Misericordia proclamado por el papa Francisco. Es muy triste que las noticias nos traigan las historias de tantos necesitados de misericordia: los desplazados que huyen de la guerra y el hambre, explotados por los traficantes de personas y después rechazados por quienes deberían acogerlos; los que sufren la violencia terrorista, como en los atentados ocurridos hoy mismo en Bruselas, o los actos de barbarie que arrasan a diario el Medio Oriente, con su estela de desolación y muerte. Nuestros pensamientos y oraciones van hacia las víctimas y sus familias.

Traen alivio algunos acontecimientos positivos ocurridos en mi país, como el encuentro entre el papa Francisco y el Patriarca Kiril, el primero entre un Papa y un Patriarca ortodoxo ruso en casi 1000 años, y la visita oficial a Cuba del presidente de los Estados Unidos, quien afirmó que venía “para enterrar definitivamente los últimos vestigios de la Guerra Fría”.

La Pascua es la fiesta de la renovación y la esperanza, en la que celebramos a Jesús Resucitado en su triunfo definitivo, y la realización de su promesa: “Yo he venido para que tengan Vida, y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Sea nuestro anuncio en esta Pascua el de la confianza plena en el amor misericordioso de Dios, dedicados, como pide nuestro lema y el mundo necesita más que nunca, a sembrar esperanza.

Es con estos sentimientos que, junto con mis vicepresidentes Lawrence John Sinniah y Frank Frost, les deseo una muy feliz Pascua de Resurrección.

Gustavo Andújar
Presidente de SIGNIS

Abonarse a nuestro boletín
SIGNIS in the world
Choose your organization in the world.

Adds