Quito, Ecuador.31 de octubre de 2017 (SIGNIS Ecuador).  "Periodismo, riesgos y garantías para el ejercicio profesional" es el tema del foro organizado por la Asociación Católica de Comunicación SIGNIS Ecuador, conjuntamente con la Superintendencia de la Información y Comunicación (SUPERCOM) y SIGNIS México, con la colaboración de SIGNIS ALC, que se llevará a cabo el miércoles 1° de noviembre, desde las 11h00, en el Aula Magna de la Universidad Politécnica Salesiana, El evento se organiza con ocasión de la conmemoración del Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, que se celebra el 2 de noviembre.

El Día Internacional contra la Impunidad de los Crímenes contra los Periodistas fue instituido por la Asamblea general de las Naciones Unidas en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Malí en 2013.

Entre los expositores estarán los comunicadores Gonzalo Ortiz Crespo (Ecuador), Guillermo Torres (México) y Carlos Ochoa, actual superintendente de la Comunicación e Información de Ecuador.

El foro busca reflexionar sobre la situación de inseguridad, violencia e impunidad de los crímenes contra periodistas, a partir de la realidad que se vive en México, uno de los países en donde se registra la más alta tasa de crímenes contra los comunicadores y trabajadores de la prensa, con la finalidad de alertar y llamar la atención a las autoridades gubernamentales para que se adopten políticas y medidas que garanticen el ejercicio periodístico de forma segura.

La seguridad de los periodistas es vital para que las sociedades y las democracias tengan acceso a una información diversa e independiente. También lo es para promover el diálogo intercultural, la paz y el buen gobierno. Sin embargo, lamentablemente, en los últimos once años, 930 periodistas han sido asesinados por cumplir con su tarea de informar al público, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Estas cifras no incluyen otros crímenes contra los periodistas como la tortura, las desapariciones, las detenciones arbitrarias, la intimidación o el acoso.

Es preocupante que el 90 por ciento de los asesinatos quede impune. Esta impunidad daña a la sociedad en su conjunto al encubrir la corrupción, los abusos graves de derechos humanos y muchos otros crímenes. El tipo de noticias que son «silenciadas» es exactamente el tipo de información que necesita la opinión pública. Además, tiene un efecto aterrador sobre toda la sociedad y, en particular, sobre los propios periodistas; la impunidad envalentona a los delincuentes y conduce a una mayor violencia, estableciéndose así un círculo vicioso.

En Ecuador se mantiene en la impunidad el crimen contra el periodista Fausto Valdiviezo, quien fue asesinado a tiros el 11 de abril del 2013, en Guayaquil.