En Vivo
 
 

Noticias

                                <strong>Mensaje del Santo Padre a los participantes en el Congreso Mundial de SIGNIS</strong>

Mensaje del Santo Padre a los participantes en el Congreso Mundial de SIGNIS

Envío saludos y buenos deseos a todos los participantes del Congreso Mundial de SIGNIS que se realiza este año en Seúl, combinando encuentros presenciales y conferencias virtuales. Como asociación internacional de profesionales católicos de la comunicación, es apropiado que se reúnan en Corea del Sur, una tierra cuya historia de evangelización muestra el poder de la palabra impresa y el papel esencial de los laicos en la difusión del Evangelio. Que la historia de San Andrés Kim y sus compañeros, hace doscientos años, les confirme en sus propios esfuerzos por difundir el Evangelio de Jesucristo en el lenguaje de los medios de comunicación contemporáneos. Es oportuno que, en estos días marcados por nuevos brotes de violencia y agresión en nuestro mundo, hayan elegido como tema de su Congreso Mundial “La paz en el mundo digital”. La revolución de los medios digitales de las últimas décadas ha demostrado ser un medio poderoso para fomentar la comunión y el diálogo dentro de nuestra familia humana. De hecho, durante los meses de confinamiento por la pandemia, vimos claramente cómo los medios digitales podían unirnos, no solo difundiendo información esencial, sino también superando la soledad del aislamiento y, en muchos casos, uniendo a familias enteras y comunidades eclesiales en oración y adoración. Al mismo tiempo, el uso de los medios digitales, especialmente las redes sociales, ha planteado una serie de graves problemas éticos que exigen un juicio sabio y perspicaz por parte de los comunicadores y de todos aquellos preocupados por la autenticidad y la calidad de las relaciones humanas. A veces, en algunos lugares, los sitios de medios se han convertido en lugares de toxicidad, discurso de odio y noticias falsas. Al enfrentar este desafío, SIGNIS puede desempeñar un papel importante a través de la educación para la comunicación, la creación de redes de medios católicos y la lucha contra las mentiras y la desinformación. Os animo a perseverar en estos esfuerzos, prestando especial atención a la necesidad de ayudar a las personas, especialmente a los jóvenes, a desarrollar un sano sentido crítico, aprendiendo a distinguir la verdad de la falsedad, el camino recto del error, el bien del mal, y a apreciar la importancia de trabajar por la justicia, la concordia social y el respeto a nuestra Casa Común. También los alentaría a considerar las muchas comunidades en nuestro mundo que permanecen excluidas del espacio digital, haciendo de la inclusión digital una prioridad de su planificación organizacional. Al hacerlo, estaréis haciendo una contribución significativa a la difusión de una cultura de paz basada en la verdad del Evangelio. En mi Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de este año, hablé de la escucha como el ingrediente primario e indispensable del diálogo y la buena comunicación, y pedí a los periodistas que desarrollen su capacidad de “escuchar con el oído del corazón”. Más que a nadie, el “apostolado de la escucha” os pertenece a vosotros como comunicadores católicos. Porque la comunicación no es sólo una profesión, sino un servicio al diálogo y la comprensión entre los individuos y las comunidades más amplias, en la búsqueda de una convivencia serena y pacífica. La escucha es también esencial en el camino sinodal que toda la Iglesia ha emprendido en años recientes. Espero que con su comunicación contribuyan a este proceso asistiendo al pueblo santo y fiel de Dios en nuestro compromiso de escucharnos unos a otros, de la voluntad del Señor y de crecer en la conciencia de que participamos en una comunión que nos precede y nos incluye. De esta manera también, vuestros esfuerzos para fomentar la Paz en el Mundo Digital ayudarán a crear una Iglesia cada  vez  más  “sinfónica”,  cuya  unidad  se  exprese en una polifonía armoniosa y sagrada. Queridos amigos de SIGNIS, con estos sentimientos, les envío mis mejores deseos orantes por su trabajo y por la fecundidad espiritual de este Congreso Mundial. Sobre ustedes, sus familias, sus colegas  y todos aquellos a quienes sirven, invoco las abundantes bendiciones del Dios de sabiduría, alegría y paz. Y te pido, por favor, que no te olvides de orar por mí.   Roma, San Juan de Letrán, 15 de julio de 2022   Descargue el mensaje en este enlace.
<strong>“Es un reconocimiento a todo el laicado cubano”: Premio </strong><strong>Comunicador de la Paz </strong><strong><em>In memoriam</em></strong><strong> a Gustavo Andújar, ex presidente de SIGNIS</strong>

“Es un reconocimiento a todo el laicado cubano”: Premio Comunicador de la Paz In memoriam a Gustavo Andújar, ex presidente de SIGNIS

“Este premio In memoriam a Gustavo Andújar es un reconocimiento al laicado cubano que ha sabido llevar adelante a una Iglesia que por momentos ha estado sumergida en la oscuridad, y Gustavo fue uno de esos hombres que pudo mantener viva la llamita de la fe”, aseguró el presidente de SIGNIS-Cuba, Manuel Alejandro Rodríguez Yong.   Al recoger el Premio Comunicador de la Paz In memoriam otorgado al comunicador cubano Gustavo Andújar, ex presidente de SIGNIS fallecido en 2021; Rodríguez Yong señaló que este reconocimiento “nos llena de orgullo porque muchos de los que están aquí conocieron a Gustavo y saben de su valía como ser humano, pero también como intelectual católico… Gustavo fue una de las grandes pérdidas que tuvimos como católicos por el COVID-19, pero su legado sigue presente entre los miembros de SIGNIS y dentro del laicado cubano, porque no se puede hablar de la historia más reciente de la Iglesia cubana sin mencionar a sus laicos y Gustavo era uno de esos laicos imprescindibles, quien en momentos complicados de la relación política entre la Iglesia y el Estado, estuvo presente, aportando desde su condición como cristiano e intelectual, proponiendo una cultura de paz, de encuentro y de confraternidad.”   El Premio Comunicador de la Paz In memoriam fue entregado por los Directivos de SIGNIS-ALC Carlos Ferraro y María José Centurión durante la clausura del 6 Congreso Latinoamericano y Caribeño de Comunicación, organizado SIGNIS-ALC en la Universidad católica Santa María La Antigua de Panamá.   Andújar fue miembro de la asociada nacional cubana de OCIC-SIGNIS desde 1965, presidente de OCIC-Cuba de 1994 a 2003, dirigió SIGNIS-Cuba de 2003 a 2016, y fue electo vicepresidente y presidente mundial de SIGNIS entre 2005 y 2017.   Entre otras condecoraciones, recibió la Cruz Pro Ecclesia et Pontifice, otorgada por el Papa Benedicto XVI en 2006, mientras que el Papa Francisco lo nombró Caballero de la Orden de San Silvestre en 2017.   Su vida, consagrada al apostolado del cine y a la pasión por este modo de contar historias, fue un constante servicio de creación, preservación y diálogo para construir la paz.   En su natal Cuba, fue director del Centro Cultural Padre Félix Varela de la Arquidiócesis de La Habana y miembro de la Comisión Nacional de Comunicación de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, director de la influyente revista católica cubana Espacio Laical, y de la revista semestral ECOS, dedicada a temas de comunicación audiovisual.   Desde su amor por el cine, Andújar presidió jurados internacionales en los festivales más importantes del mundo: Venecia, Berlín, La Habana, Mar del Plata, Amiens, Quito, Buenos Aires, Santo Domingo, Zanzíbar y Washington.   El Premio Comunicador de la Paz es otorgado por el Consejo Directivo de la Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación, como un homenaje a quienes han dedicado su vida al servicio de la construcción de una cultura de paz a través de los medios de comunicación.