Roma, 5 de febrero de 2018 (Fabrizio Colombo).- «Para cambiar su imagen, los filmes y series de TV africanas deben promover cada vez más historias centradas en África. Este proyecto exige una toma de conciencia de los cineastas, de las autoridades del estado y de otros profesionales del mundo del cine y la televisión que moldean el imaginario africano con modelos exhibidos en los festivales», señaló el padre Fabrizio Colombo, director de los Servicios de SIGNIS en Rome y del Festival Internacional de Cine de Zanzíbar que participara en el mes de enero en el coloquio “Europa, futuro de África”, organizado por la Asociación REDANI (por sus siglas en francés).

Según el experto de cine, Fabrizio Colombo, que dirige desde al año pasado uno de los más importantes festivales cinematográficos de África, “controlar” los medios audiovisuales africanos no tiene solamente una dimensión identitaria y cultural sino también económica, teniendo en cuenta las proyecciones positivas del mercado de inversión publicitaria en el sector audiovisual africano, gracias a la gran difusión de los smartphones en un ambiente que carece de servicios esenciales, tales como el agua potable para todos. En Tanzania, por ejemplo, los sueldos anuales del sector del entretenimiento y de los medios de comunicación sobrepasaron los 175 millones de dólares estadounidenses en 2012, y se estima una cantidad de 1,1 miles de millones en 2021.  

El riesgo, señala el P. Colombo, es que África pueda encontrarse en los próximos años con un espacio audiovisual no administrado. Esto tendría como consecuencia la pérdida del control del imaginario y del comportamiento de los consumidores de este continente, los cuales apuntarían a productos y servicios no africanos; por su puesto, esto tendría repercusiones en el desarrollo interno.     

Asimismo, la asociación REDANI presentó durante este coloquio el informe final de la campaña de comunicación «Même les images tuent » (Incluso las imágenes pueden matar), lanzado en noviembre del 2015 en colaboración son SIGNIS y otras organizaciones con el fin de promover una utilización más ética de las imágenes de los niños y de las mujeres africanas en las campañas cuando se recolectan fondos de las ONGs occidentales. En efecto, según un estudio interno presentado por el vicepresidente del REDANI, Prof. Esoh Elame, y realizado en colaboración con los estudiantes del Instituto de Relaciones Internacionales de Camerún (IRIC) que analizaron los sitios Internet de 124 ONGs italianas que operan en África, el 80% utilizan fotos de los niños en sus campañas de fundraising. El dato más alarmante es que el 80% de estas fotos son inapropiadas, es decir, en relación con la vida privada de los menores. Por cierto, el informe muestra que las imágenes estereotipadas de insalubridad de los lugares, las enfermedades endémicas y la pobreza son utilizadas en un 90% en las campañas.

En el coloquio participaron varios expertos y personalidades, entre ellos los embajadores de Senegal y Burkina Faso en Roma. Fue la ocasión para los diferentes actores del mundo de la comunicación, del mundo académico y político, entre ellos la diputada europea Cécile Kyenge, de debatir sobre el futuro de las relaciones entre la Unión Europea y África, poniendo especial atención en la necesidad de trabajar en relaciones sanas que van más allá de los viejos imaginarios, llenos de estereotipos.