(Director Bong Joon-ho. 2019. Corea del Sur. Reparto: Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam. Género: Intriga. Comedia. Drama. Thriller | Comedia negra. Drama social. Familia)

 

10 de febrero de 2020 - SIGNIS Cine Chili) - En la historia de los Oscars, está es la octava vez que una película está nominada en las categorías de “mejor película” y “mejor película de habla no inglesa”.

 

Que tenemos acá:

No hay clase media, es el extremo caricaturizado de pobres y ricos. Y su director visualmente hace que se note la diferencia social. Una familia pobre que viven hacinados, trabajan en lo que pueden, no hay dinero para estudios, etc. Y tienen una capacidad intelectual brillante, la cual aprovechan muy bien para sobrevivir. Ya están cansados de vivir de sobras, y si se puede tener algo fácil y rápido hacen lo posible para tomarlo. Al otro extremo tenemos a la familia rica, de buenas intenciones a su modo, la que vive en su burbuja, el único contacto con el resto de los mortales es a través de sus trabajadores, pero que de igual forma no se involucran mucho. Disfrutan su mundo, su estilo y sus amistades de la misma clase.

 

 

Con diferentes anécdotas, la familia pobre se infiltra en la casa de la otra familia, donde cada uno va tejiendo sus engaños y crédulamente caen los pudientes. Todo es risa y chascarros para ellos y nosotros. Hasta que todo da un giro, un giro tan bien armado que ni te das cuenta que puede pasar al minuto siguiente. Más, cuando descubrimos al fantasma que atormenta al hijo menor de los ricos.

 

¿Esto terminará de esta forma? ¿No, de esta otra? No lo sabes hasta que termina. Está inteligentemente bien montada, una buena puesta en escena (fíjense en los espacios tras las paredes y ese estante iluminado con la escalera en medio), historias entrelazadas, que no quieres pestañear para no perderte ningún movimiento ni dialogo muy bien construido. ¿Cómo podrán mantener esta farsa? ¿Cómo personas tranquilas que viven el día a día, llegan a explotar?

 

Es un thriller cargado de emoción. Todos hablan solo del humor negro, pero no es solo eso, nos da mensajes claros de críticas sociales. Los pobres muy inteligentes, que producto a su pobreza y mala suerte no pueden crecer y por eso se aprovechan del que más tiene sin importar la forma, solo necesitan sobrevivir. Los ricos son buenas personas, pero son inconscientes ante la necesidad de los otros. Que los recriminan hasta por su olor. Los invisibles, que viven a costa del otro por no tener una oportunidad.

 

¿Quién es el real parásito? ¿Todos? Con un final que crea cierta ilusión (no olvidemos que el protagonista está con daño cerebral). Pero siempre podemos soñar despiertos. ¿Qué malo puede tener esta obra? creo que sus últimos minutos comienza a decaer, ya que hay unos fallos de guion. Recomiendo mucho la vean, y observen esta propuesta graciosa, conmovedora e hiriente.

 

SIGNIS Cine Chili