Bruselas, 31 de julio de 2019 (UNESCO) Desde 2001, la UNESCO ha respaldado el Informe de seguimiento mundial de la educación, una publicación anual independiente financiada por gobiernos, organismos multilaterales y fundaciones privadas.

La educación está en el centro de los objetivos de la comunidad internacional en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, por eso la UNESCO hace de la equidad de género una prioridad en y alrededor del mundo.

Si bien prioriza la paridad de género en la educación, el informe también analiza los datos sociales y económicos (normas e instituciones de género), así como las características clave de los sistemas educativos (leyes y políticas, prácticas de enseñanza y aprendizaje, entornos y recursos de aprendizaje).

Al mismo tiempo, este informe examina la relación entre la educación y variables sociales y económicas específicas. Por ejemplo, una mayor paridad en el logro educativo puede aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral, mientras que la baja participación femenina en centros de trabajo, refuerza los estándares existentes y dificulta el desarrollo de las oportunidades educativas de las mujeres.

Como declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, "la educación de las niñas y las mujeres es un derecho humano básico, y también una palanca esencial para el desarrollo sostenible y la paz."

El informe está disponible en este enlace.