Manila, 25 de enero de 2018 (CBCP). El Cardenal filipino Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila, dijo que la inmersión del hombre moderno en el mundo digital podría llevarlo nuevamente al silencio y la reflexión, al inaugurar el panel "Medios católicos en tiempos difíciles" organizado por SIGNIS-Filipinas.
Del mismo modo que alabó a las redes sociales y su gran potencial para la evangelización, el Cardenal Tagle señaló que "algunas personas están proponiendo una desintoxicación digital ... No sé cómo hacerlo. Pero dicen, a través del silencio, vuelven a la reflexión y a la vida de oración "

Tagle, quien presenta el programa de televisión The Word Exposed, dijo que al mismo tiempo que muchos disfrutan de múltiples medios de comunicación, "la gente también está buscando el silencio".
Necesidad de silencio: "Cuando las personas hablan de comunicación, redescubren la necesidad del silencio", dijo Monseñor Tagle, y agregó que si bien las redes sociales abren oportunidades para "la solidaridad, el crecimiento en la unidad y la profundización de la fe a través de la oración y la formación", la exposición digital constante tiene un inconveniente "estar conectado constantemente es la versión contemporánea del ruido. No escuchas ninguna alerta, pero constantemente te molestan. Es la nueva forma de ruido, la falta de silencio".
El Arzobispo de Manila relató cómo un sacerdote reveló que antes, lo primero que hacía en la mañana era rezar, ahora, es revisar los mensajes de su teléfono, "para mí, [una de las amenazas es] la falta de tiempo para reflexionar. No hay más tiempo para pensar. Es como si todo fuera rápido, [pero] hay cosas que necesitan ser estudiadas, [y] pensadas".
Advertencias de 1963: según él, la cultura digital parece reforzar la "búsqueda de estimulación externa… Es como si necesitáramos ser estimulados todo el tiempo por un [agente] externo... y por la velocidad. Todo el mundo tiene prisa: café instantáneo, incluso las respuestas deben ser instantáneas", dijo.
La necesidad de una estimulación constante, explicó Tagle, está ligada al narcisismo, el aislamiento, el vacío y la infelicidad. El prelado señaló que ya en 1963, el Concilio Vaticano II llamó a los fieles, particularmente a los padres, a "ayudar a los jóvenes a aprender la moderación y el autocontrol en el uso de los medios de comunicación social". " “Estamos hablando de una posible adicción a los aparatos, de una nueva forma de adicción", expresó con preocupación Tagle.
Organizado por SIGNIS Filipinas, Jesuit Communications Foundation, TV Maria, Catholic Media Network, Paulines y Radio Veritas, el panel de discusión también contó con la participación del Obispo Mylo Hubert Vergara, presidente de la Comisión de Comunicaciones Sociales de la Conferencia Episcopal de Filipinas,  de John Nery del Philippine Daily Inquirer y Howie Severino de GMA Network 7.