Bruselas, 7 de abril de 2020 (Naciones Unidas / Organización Mundial de la Salud). En respuesta a los desafíos mundiales relacionados con la pandemia de COVID-19, este año el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz se centra en los beneficios para la salud de participar en actividades deportivas y físicas, especialmente en este momento de incertidumbre y distanciamiento social.

 
Históricamente, el deporte ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de deporte competitivo, actividad física o recreativa. Pero uno puede preguntarse: ¿qué tiene que ver el deporte con las Naciones Unidas? De hecho, el deporte presenta una asociación natural para el sistema de las Naciones Unidas (ONU).

 
El deporte ha demostrado ser una herramienta rentable y flexible para promover los objetivos de paz y desarrollo. En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, se reconoce aún más el papel del deporte para el progreso social: "El deporte también es un facilitador importante del desarrollo sostenible. Reconocemos la creciente contribución del deporte a la realización del desarrollo y la paz, en su promoción de la tolerancia y el respeto, contribuciones que hace al empoderamiento de mujeres y jóvenes, individuos y comunidades, así como a los objetivos de salud, educación e inclusión social ".

 
Las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han unido fuerzas con la FIFA para apoyar la campaña #BeActive lanzada en el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz de la ONU, para alentar a las personas a ser #HealthyAtHome a medida que el mundo se une en la lucha contra el COVID-19.


"Estamos encantados de que el fútbol apoye firmemente el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz al pedirles a todos que #BeActive y que se mantengan saludables en casa durante este momento difícil", dijo António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, y aseguró que “la FIFA ha pedido a la comunidad del fútbol, ​​desde las asociaciones miembro y los clubes hasta los jugadores y los fanáticos, que muestren su apoyo, pongan a un lado sus rivalidades y muestren una nueva solidaridad para que podamos superar el coronavirus. Ésta es una lección importante no solo para hoy sino para cada día venidero."


En 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 6 de abril como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, para celebrar la contribución del deporte y la actividad física a la educación, el desarrollo humano, los estilos de vida saludables y un mundo pacífico.